Reforma de un semisótano en la calle Rodríguez San Pedro

– Localización: Embajadores, Madrid
– Año: 2018
– Financiador: Privada

Este es un ejemplo de reforma co-diseñada de los que desarrollamos en la cooperativa Lluriga. Se trata de un proceso en el que el cliente y los técnicos establecen un diálogo en el que se pone al servicio del proyecto todos conocimientos de ambas partes, ya que al final los usuarios de la vivienda saben lo que quieren, y nuestro objetivo es lograr sacar a relucir esas necesidades y buscar la forma más adecuada para resolverlas, dentro de todas las posibles.

Para llevar a cabo este proceso, seguimos el método del arquitecto argentino Rodolfo Livingston, que hemos adaptado a la realidad española (social, normativa, arquitectónica…). Se trata de un método de acercamiento a una solución a través de sucesivas variantes, ya que se entiende que la forma final (el resultado en forma de diseño) que mejor responde a lo que quieren los habitantes, no siempre coincide con las primeras ideas y formalizaciones de esas ideas. De manera conjunta, exploramos pues las diversas soluciones que hay a los problemas planteados, llegándose a una solución normalmente más satisfactoria y eficiente, que a corto y largo plazo abarata costes.

Decimos que es una forma más económica de actuar para ambas partes, ya que el/la arquitecto/a ahorra tiempo en presentar “ideas” que a los habitantes pueden no gustarles y éstos se ahorran, tanto en modificaciones posteriores debido a inconvenientes que no se habían planteado en un primer momento, como en la posibilidad de barajar ideas que, cumpliendo con sus intereses, supongan mucho menor gasto.

Una vez se ha realizado el diseño de los espacios y muebles principales siguiendo este método, la gestión de la obra, elección de materiales puede ser más o menos delegada en función de lo que deseen los usuarios, ya que se les entrega un Manual de Instrucciones para que puedan dirigir la obra si así lo desean.

En el caso de esta reforma, partíamos de una superficie muy reducida y muy poca luz natural. La vivienda se encontraba en muy mal estado.

Tras el estudio de necesidades, trabajamos numerosas variantes de la vivienda, que, pese a su reducido tamaño y escasez de luz, tenía numerosas posibilidades en función de qué se priorizara. Al final se decidió llevar hacia la zona más luminosa el dormitorio y el salón, desplazando el baño, y tratar los espacios de la manera más sencilla posible, dejándolos abiertos.

Se realizó un suelo radiante de anhidrita con un acabado de microcemento de cal. Las paredes están asimismo pintadas a la cal.

< back