Rehabilitación de antiguas cocheras para la recuperación de patrimonio industrial deteriorado

– Localización: Embajadores, Madrid
– Año: 2019
– Financiador: Privada

Se trata de la rehabilitación de un edificio construido en 1928 en estado cercano a la ruina. Pese a que no está catalogado, se trata de patrimonio industrial de principios del siglo XX y diseñado por el arquitecto madrileño Luis Gutiérrez Soto.

Debido a su actividad como taller mecánico durante la segunda mitad de siglo, el edificio se deterioró enormemente, tanto en sus acabado como en su estructura. Tras un periodo de ocupación y posterior abandono de más de una década, se recupera el espacio, realizando una rehabilitación somera pero que recupera un local en un lugar privilegiado del barrio de Lavapiés. Su localización es así mismo especial, en uno de los pocos patios de manzana que no han sido completamente ocupados por la edificación.

Tras un largo proceso de limpieza y desescombro, se descubrió un local prácticamente diáfano pero con numerosas patologías estructurales y por humedades. Se realizó una intervención estructural de urgencia sobre los pies derechos y cerchas de madera al estar en riesgo la estabilidad del edificio de viviendas que está por encima, de la mano de Juan José Orbaneja. Se reparó la cubierta, renovaron las instalaciones y se reconstruyó la solera existente. En cuanto a las humedades, optamos por no realizar soluciones impermeabilizantes (con utilización además de materiales contaminantes y tóxicos) y caras, apostando por aumentar la permeabilidad a través de morteros macroporosos en base a cal.

Sobre la presolera se colocó un aislamiento de corcho y un suelo radiante de mortero de anhidrita, material ecológico derivado de la industria del flúor. Este suelo radiante se ha conectado a un sistema de aerotermia.

Con respecto de las carpinterías, hemos elegido la madera para la sustitución de las más deterioradas y la reparación de aquellas que aun podrían tener una vida útil. El acabado de la solera se ha realizado de microcemento de cal sin poliuretano y los muros se han encalado con cal aérea.

El presupuesto de ejecución material ha sido de 85.078 €.

< back