¿Cómo fue el primer taller en Monachil?

Os contamos cómo ha ido el primer taller de Sacos de Tierra Compactada en Monachil.

img_7384

A principios de este mes estuvimos impartiendo este taller en la sierra de Granada y todo ha salido estupendamente. La idea era seguir formando en cuestiones de Biología del Hábitat a la vez que se avanzaba en la obra de Francisco que no se había tocado desde hacía dos años.

Estuvimos como estaba previsto de viernes a domingo compartiendo el fin de semana con un grupo muy majo de estudiantes de ciclo superior, su profe y otras personas que se sumaron individualmente al taller. Nuestro objetivo era aportar algo de conocimiento e información general sobre la Biología del Hábitat y en concreto sobre esta tecnología (superadobe o más adecuandamente llamada STC) que se ha puesto muy de moda en los últimos años y que, como cualquier técnica, hay que usar con criterio, teniendo en cuenta sus limitaciones y en aquellos lugares, climas y proyectos que le son propicios. Si no atendemos a estas cuestiones, teniendo en cuenta que la tierra es un material sensible al agua por ejemplo, podemos encontrarnos con muchas patologías.

Hemos mezclado teoría, ensayos y práctica en este taller.

Esta técnica fue puesta en práctica por primera vez por el arquitecto de origen iraní Nader Khalili, instalado en California. Se ha utilizado como vivienda de emergencia y sismo resistente en numerosas ocasiones y está concebida en principio para un clima árido – seco. Si queremos utilizarla en otros climas (frío, lluvia…) hay que tomar precauciones muy importantes.

En este caso, hemos diseñado el espacio considerando que el STC será únicamente un muro (de carga) y que la protección de la lluvia la conseguiremos con una cubierta recíproca de madera que será además ajardinada. El espacio entre el terreno y el muro de STC se resuelve con una cámara bufa. Este diseño nos permite reencontrar la forma de cúpula del típico domo, pero con la protección y el aislamiento de una cubierta vegetal. Nos parece una solución funcional y bonita, que en comparación con la semiesfera, nos ahorra volumen (trabajo, materiales y metros cúbicos de climatización) y nos evitará además tratamientos complejos que habría que hacer para la impermeabilización del domo de tierra.

¡¡En noviembre se realizará otro taller de STC para quién se haya quedado con ganas!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s